Loading...



Las propiedades saludables del vino blanco .

Noticias y Eventos

En verano, el vino blanco es el rey y apetece más que nunca. Da igual el día o la ocasión, es difícil resistirse a una copa de vino blanco bien frío para refrescar esas comidas y veladas estivales. La llegada del calor y la nueva estación nos sirve como excusa para hablar de sus propiedades saludables, que no dejan de ser aplaudidas en numerosos estudios e investigaciones de prestigio. Toma nota, winelover:
 
Bueno para el corazón
La Fundación para la Investigación del Vino y la Alimentación (FIVIN) recuerda que el vino blanco también cuida de nuestra salud. De la misma forma lo subraya un estudio de la Universidad de Connecticut que concluye que beber dos copas de vino blanco al día reduce las secuelas derivadas de una parada cardiaca y protege al corazón de los efectos del envejecimiento.
 
Resveratrol antioxidante y anticancerígeno
La pulpa de la uva blanca contiene una sustancia aventajada llamada resveratrol. Éste dota al vino blanco de un efecto antioxidante similar nada más y nada menos que al del aceite de oliva. Así, rejuvenece la piel, mantiene limpias las arterias, protege las células y evita el avance del cáncer, en particular del de mama. El resveratrol también ayuda a mitigar los efectos negativos del sedentarismo, ayudando a mantener los huesos fuertes, a conservar la fuerza y la masa muscular.
 
Mejora la memoria
Por su parte, un estudio realizado por la británica Universidad de Reading descubrió que el ácido fenólico del vino revitaliza las células cerebrales y nos previene de enfermedades neurodegenerativas que aparecen a partir de los 40, como la demencia, y frena los primeros síntomas de Alzheimer.
 
Cuida tu figura
Ahora que comienza la operación bikini, alegra saber que disfrutar de los aromas y sabores de una copa de vino blanco también contribuye a acelerar la pérdida de peso. Una investigación encabezada por la alemana Universidad de Hohenheim afirma que aquellos que buscaban bajar de peso y bebían moderadamente vino blanco, lograban su peso ideal antes que aquellos que bebían zumos naturales en su lugar. Una copa de vino tiene un máximo de 100 calorías y es rico en fósforo, potasio y flúor, lo que lo convierte en una de las bebidas alcohólicas con menor número de calorías.
 
Más información: El Mundo Vino